NOTICIAS

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+
volver

DRUPA 2016

Desde la misma configuración de la feria ya te das cuenta de cuales van a ser las tendencias del mercado. Un solo pabellón para el packaging. Más digital, menos offset. Casi todas las conferencias versaban sobre la digitalización. El acabado estrella este año ha sido el stamping. Parecía que se acabara de inventar y con la marca Kurtz al frente con un despliegue de medios impresionante. Sin novedades en los acabados pero sí que haciendo incapié en ser más efectivos y productivos. Por ejemplo el stamping cold stamping. Un stamping que va sin gravados y se aplica directamente sobre el soporte.

Lo que más nos sorprendió fue la falta de empresas de papel. Sólo destacaban Fedrigoni y Gmund. Con Arjo más bien presencial.

Hp se convierte en el rey midas de la feria y cierra infinidad de ventas diarias de sus máquinas. Su gama de impresión digital Indigo es ya un standard de calidad (por cierto, nosotros también caímos en la tentación y cerramos la compra de la primera 12.ooo del país. Pero esto ya lo contaremos en otra ocasión)

Kodak reaparece como por arte de magia después de que muchos le diéramos por desaparecidos.

Landa continua insistiendo que ellos son el futuro con la nanoimpresión. Pero de momento sólo pudimos ver la máquina y unos vídeos espectaculares por pantallas…supongo que esperan que hagamos un acto de  fe.

El web to print se consolida en el sitio que le corresponde.  Un software/servicio online muy útil pero en ningún caso el futuro de la impresión.

El futuro que se intuye pasa más bien por la personalización, y no sólo estamos hablando de poner un nombre a un packaging. Estamos hablando del cruce de datos, el marketing relacional y el Big data.

La impresión no está en caída sino que muta y  a unas velocidades muy  grandes. Será difícil adaptarse pero a la vez va ser un reto para todos.